Una situación de extrema tensión sucedió el domingo por la noche en Albuquerque, Estados Unidos, luego de que un avión de pasajeros debiera realizar un aterrizaje de emergencia y los pasajeros se vieran forzados a evacuar por el ala entre los gritos frenéticos del personal de seguridad del aeropuerto que les insistían en que se alejaran de la aeronave.

El vuelo 3562 de la aerolínea Southwest había despegado de Phoenix, en Arizona, y se dirigía a Dallas, en Texas, cuando sufrió un desperfecto técnico una hora después del despegue, informó la agencia AP.

La tripulación había comenzado a percibir un olor extraño en la cabina, según indicó un comunicado oficial de la empresa, mientras que algunos pasajeros contaron que el sistema de calefacción de repente se apagó justo antes de que el capitán anunciara la necesidad de hacer un aterrizaje de emergencia en Albuquerque, Nuevo México.

Los servicios de emergencia esperan en Albuquerque junto al avión (Twitter)
Los servicios de emergencia esperan en Albuquerque junto al avión (Twitter)

Como dicta el protocolo, las personas a bordo debieron prepararse para la maniobra sin saber qué pasaba. "Envié mensajes de texto a mis seres queridos que no me gustó haber tenido que enviar", relató el pasajero Brandon Cox, quien publicó un video en redes sociales del momento de la evacuación.

Cox y otros pasajeros sentados en el centro del avión debieron evacuar por el ala, pero aparentemente cuando lo hicieron no había un tobogán de emergencia para descender.

En los extremos posterior y anterior de la aeronave, en cambio, los otros pasajeros ya estaban utilizado estos dispositivos para bajar en forma segura.

Las personas varadas sobre el ala, sin saber qué hacer y mientras se escuchaba aún el ruido de los motores, comenzaron a escuchar gritos de parte del personal de seguridad del aeropuerto y de la tripulación de que dejaran sus equipajes y abandonaran inmediatamente el avión.

"¡Aléjense del avión en este momento!", puede escucharse en el video.

Asustados, tuvieron que saltar los 2,44 metros desde el ala hasta el suelo.

"Golpeé en suelo con mucha fuerza y me sentí traumado por haber tenido que saltar del ala de un avión", explicó Cox.

El avión de Southwest tras el aterrizaje. Pueden observarse los toboganes de emergencia en la parte posterior y anterior, pero no en las alas (Twitter)
El avión de Southwest tras el aterrizaje. Pueden observarse los toboganes de emergencia en la parte posterior y anterior, pero no en las alas (Twitter)

En las imágenes puede verse cómo los pasajeros bajan deslizándose por los flaps del avión, una superficie del ala que se extiende hacia abajo en los despegues y aterrizajes para ofrecer mayor sustentación. En algunos aviones en los que los flaps bajan lo suficiente como para permitir que las personas se deslicen, se suele prescindir de los toboganes.

David Fleck, otro de los pasajeros que tuvo que dar el salto, dijo estar sin embargo sorprendido de que no hubiera toboganes de emergencia como dicta el protocolo.

"Me sentí muy mal cuando estaba ahí arriba [sobre el ala]. Estaba oscuro, frío y llovía. Estaba desorientado y pensé, '¿realmente tengo que saltar?'", dijo.

Al menos dos personas resultaron heridas en la evacuación y fueron llevadas al hospital, confirmó el departamento de bomberos de Albuquerque, sin que se especificara la gravedad.

Un oficial de policía de Dallas consideró en su cuenta de Twitter que el personal de a bordo había hecho "un trabajo fantástico" en la evacuación, a pesar de la falta de toboganes.

En tanto la compañía Southwest informó que colocó a los pasajeros en otro vuelo a Dallas y que sus mecánicos investigarán lo ocurrido en el avión, que permanece varado en Albuquerque.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: