El primer ministro, Shinzo Abe. (Reuters)
El primer ministro, Shinzo Abe. (Reuters)

La maniobra militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur y la presencia de tropas estadounidenses en ese país "cumplen un papel vital" para la seguridad regional, declaró este miércoles el ministro japonés de Defensa, al día siguiente de que Donald Trump anunciara el fin de esos ejercicios.

"Las maniobras y la presencia militar estadounidense cumplen un papel vital en la seguridad de Asia del sudeste", declaró el ministro Itsunori Onodera, al responder a una pregunta sobre el anuncio sorpresa de Trump tras la cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un.

Onodera agregó que esperaba que Estados Unidos y Corea del Sur constataran lo mismo.

"No hay cambio en nuestra política que consiste en presionar" a Corea del Norte, explicó Onodera, que agregó que Japón espera medidas concretas en el ámbito de las armas nucleares y los misiles y, también, en lo que tiene que ver con los ciudadanos japoneses secuestrados por agentes norcoreanos en los años setenta y ochenta.

Kim Jong-un y Donald Trump en su encuentro en Singapur.
Kim Jong-un y Donald Trump en su encuentro en Singapur.

Por otra parte, el ministro japonés de Asuntos Exteriores, Taro Kono, viajó este miércoles a Seúl para reunirse con sus homólogos de Estados Unidos y Corea del Sur, Mike Pompeo y Kang Kyung-wha, con quienes tratará mañana sobre el resultado de la histórica cumbre entre Washington y Pyongyang.

Kono emprendió un viaje de dos días a Seúl que estará centrado en el nuevo capítulo de las relaciones con Corea del Norte que se abre tras la cumbre de Singapur, y que también incluye una visita de cortesía al presidente surcoreano, Moon Jae-in, según informó en un comunicado el Ministerio de Exteriores de Japón.

Japón ha expresado su satisfacción por el resultado del encuentro este martes entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, que constituye "un paso adelante hacia la resolución de varios temas" sobre Corea del Norte, según dijo en la víspera el primer ministro nipón, Shinzo Abe.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: