La guía de supervivencia para el huracán Florence
La guía de supervivencia para el huracán Florence

El Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos (NWS, por sus siglas en inglés) publicó una serie de recomendaciones para que la población tenga en cuenta ante el riesgo de catástrofe por el huracán Florence.

"Para que quienes se refugien de Florence sepan qué hacer si la inundación llega a su ubicación", presentó el NWS en sus redes sociales. Y publicó una imagen de una casa con los recaudos que deben tener quienes sufran la llegada del huracán.

En primer lugar, se destaca que la persona que sufra la entrada de agua a su casa llame al 911. "Si el piso más alto de su hogar se vuelve peligroso… Suba a la azotea y llame al 911", se pide en la primera recomendación.

Las inundaciones son una preocupación para la población (AP Photo/ Tom Copeland)
Las inundaciones son una preocupación para la población (AP Photo/ Tom Copeland)

La segunda subraya: "Vaya a un piso más alto con ventanas. Lleve su teléfono y suministros"; mientras que la tercera dice: "Las personas que escapen de las aguas de inundación como último recurso NO se queden en el ático. Podrías quedarte atrapado". Por último, se solicita que no se intente viajar en áreas inundadas.

El huracán Florence se abatió con fuerza este viernes tras tocar tierra en la costa atlántica de los Estados Unidos con vientos de 150 km/h y lluvias torrenciales que amenazan con provocar "inundaciones catastróficas", según las autoridades.

"El huracán Florence tocó tierra cerca de Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, a las 07:15 (11:15 GMT) con vientos máximos sostenidos de 150 km/h", señaló en un tuit el Centro Nacional de Huracanes (NHC), organismo con sede en Miami.

En Carolina del Norte, estado de la costa atlántica estadounidense, unos 150.000 hogares ya se encontraban sin energía eléctrica (Reuters)
En Carolina del Norte, estado de la costa atlántica estadounidense, unos 150.000 hogares ya se encontraban sin energía eléctrica (Reuters)

El impacto del huracán fue precedido por violentas ráfagas de viento que comenzaron a azotar la zona desde las 05:00 locales (09:00 GMT), proyectando además trombas de agua en todos los sentidos, que provocaron la voladura de escombros y señales de tránsito.

La ciudad portuaria de Wilmington, en Carolina del Norte, se despertó con el sonido de varias detonaciones, posiblemente de transformadores eléctricos que explotaron, según indicó un periodista de la AFP en el lugar.

El huracán continúa siendo muy peligroso pese a haberse degradado a categoría 1 en la escala Saffir-Simpson que llega hasta 5, advirtió el NHC.

Las autoridades están en alerta (Reuters/ Eduardo Munoz)
Las autoridades están en alerta (Reuters/ Eduardo Munoz)

La tormenta provocará este viernes marejadas peligrosas y continuarán los vientos huracanados a lo largo de la costa de las Carolinas, donde se esperan grandes inundaciones, de acuerdo con el reporte.

Brock Long, director de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), ha advertido a la población de tomarse al ciclón seriamente pese a que se degradó de categoría.

En Carolina del Norte, unos 150.000 hogares se encontraban sin energía eléctrica, según el servicio local de emergencias.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: