Real Madrid eliminó al PSG de la Champions League y parece haber resurgido
Real Madrid eliminó al PSG de la Champions League y parece haber resurgido

Alejado de la cima de la Liga español y eliminado de la Copa del Rey de manera inesperada a manos de Leganés, Real Madrid vivió una atípica crisis durante esta temporada. El bicampeón de la Champions League había pasado a ser "mortal", pero en el último tiempo se refundó y volvió a posicionarse como principal candidato para alzar nuevamente la Orejona.

El diario Marca centra esta levantada en una sola persona: Zinedine Zidane. En su portada destacan sus rituales, los códigos de convivencia que lleva adelante dentro del vestuario y su "muñeca" para tener a todos felices pese a los "castigos".

Zinedine Zidane, el autor intelectual de la levantada del Real Madrid
Zinedine Zidane, el autor intelectual de la levantada del Real Madrid

Tras quedar afuera de la copa local, el Merengue acumuló 9 victorias, 1 empate y 1 derrota (marcaron 33 goles). Durante este periodo, los de la Casa Blanca eliminaron al Paris Saint Germain, que compró a Neymar y Kylian Mbappé para esta edición de la Champions y era uno de los grandes candidatos.

"La realidad es que la fortaleza del técnico en el vestuario ha alcanzado unos límites nunca vistos por los más viejos del lugar. No se recuerda una plantilla tan comprometido, tan unida, tan hermanada y con los roles tan perfectamente definidos", sostiene el rotativo.

Zinedine Zidane armó una “hermandad” dentro del vestuario del Real Madrid
Zinedine Zidane armó una “hermandad” dentro del vestuario del Real Madrid

Zizou, actualmente, tiene "castigados" a Isco y Gareth Bale, debido a sus bajos rendimientos en el último tiempo, pero este medio rememora que el galo tuvo el mismo accionar con jugadores como Asensio, James, Pepe y Varane.

La buena convivencia dentro del plantel se destaca en el accionar de Cristiano Ronaldo con Karim Benzema, ya que el portugués le cedió un penal al delantero para que pudiese romper su sequía y comenzase a ganar confianza.

(Getty Images)
(Getty Images)

Zidane se terminó de ganar la confianza de su equipo la semana previa a la final en Cardiff ante Juventus. El DT les explicó en cada entrenamiento por qué hacían cada ejercicio táctico y tres de los cuatro goles que marcaron vinieron de esas jugadas.

Uno de sus rituales es, después de cada entrenamiento, dejar que los futbolistas estén solos en el vestuario para que tengan intimidad y puedan reflexionar. Luego cita a alguno para dialogar en forma privada para pulir algunos aspectos.

El DT considera que las crisis se resuelven "individualmente, de forma privada y hablando cara a cara". El francés no quiere testigos, para que el protagonista pueda hablar sin tapujos y decir lo que realmente siente y piensa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: