Los mason, son individuos que se perforan varias partes del cuerpo cumpliendo con su tradición ancestral durante el festival de los nueve dioses.

Un joven en ‘Tesagan Gin Je’, Phuket Todas las fotos por Giselle Natassia
Un joven en ‘Tesagan Gin Je’, Phuket Todas las fotos por Giselle Natassia

Todos los años se celebra en el Sudeste Asiático el festival de los Nueve Dioses Emperadores, coincidiendo con los nueve meses del calendario lunar. En la provincia de Phuket, en Tailandia, esta celebración taoísta de nueve días de duración se denomina Teasan Gin Je, el "festival vegetariano".

Según la leyenda, una vez habitaba en la región una comunidad de chinos que cayeron víctimas de una epidemia mortal. Sin embargo, todos ellos consiguieron sobrevivir siguiendo una dieta vegetariana y rezando a los nueve dioses. Para conmemorar ese acontecimiento, durante los días del festival las gentes de la zona siguen una dieta estrictamente vegetariana y observan los diez principios que rigen la festividad, entre ellos el de abstenerse de practicar sexo y beber alcohol y el de vestir de riguroso blanco.

Luego están las perforaciones. En septiembre del año pasado, la fotógrafa Giselle Natassia viajó a Phuket durante la celebración del festival y retrató a los mason, individuos que se perforan varias partes del cuerpo cumpliendo con su tradición ancestral. Los mason invitan a poseer sus cuerpos a los espíritus de los nueve dioses, quienes evitan que sangren en exceso o sufran cicatrices permanentes durante estas prácticas.

Las gentes creen que las perforaciones ayudan a alcanzar la paz interior y contribuyen a mejorar la salud. Los lugareños explicaron a Giselle que al autoinfligirse daño, los mason atraen los pecados de la comunidad hacia su persona en un gesto altruista.

Sigue a Giselle Natassia en Facebook

Publicado originalmente en VICE.com